Estas y no otras, son las fases de la producción publicitaria

Cuando hablamos de fases de la producción publicitaria, nos referimos a todo aquello que debe planificarse bien y tener muy en cuenta para el éxito de cualquier campaña. Debe ser lo más meticuloso posible para evitar dejar cabos sueltos a la entrega de un encargo tan complejo como este.

En el proceso de gestación intervienen los agentes principales. Lógicamente el anunciante, las agencias de publicidad, de producción y de medios.

Fases de la producción publicitaria 

El inicio de cualquier proyecto requiere dejar todo bien atado de cara a una correcta planificación, por lo que al principio las reuniones con los principales agentes que conforman el proyecto son clave. Estas son las fases de la producción.

Planificación 

No vamos a contar aquí qué es un briefing, pero sí reiterar la importancia de su elaboración dentro de las fases de la producción audiovisual. Debe  contener  y explicar con todo lujo de detalles el proyecto completo. Objetivos, que se espera lograr, audiencias, plazos de entrega y un largo etcétera… lograr crear un documento claro, conciso, que organice a todas las partes involucradas y que deje todas las dudas aclaradas tras una primera lectura, es un auténtico arte.

En este punto debe tratarse también el presupuesto. Una mínima desviación en este sentido también será síntoma de un buen briefing.

Debe decidirse en qué canales, en qué medios de comunicación y qué horarios se quiere mostrar la campaña. Esto tiene mucho que ver con la audiencia mencionada antes, público objetivo, rangos de edad, poder adquisitivo, etc…

Todo esto debe venir milimétricamente explicado en el brief.

Ejecución

Tras esto comienza la fase de ejecución donde se ponen sobre la mesa todas las ideas sobre cómo afrontar el proyecto. Borradores y bocetos ven la luz. Soluciones creativas de toda índole, brainstormings, story boards, storytelling audiovisual , etc… se entremezclan para dar forma a todas las partes del proyecto.

Revisión

Ok, tras mucho trabajo hemos conseguido elaborar una gran idea vendedora dentro de los plazos que nos habíamos planteado como límites, de cara a presentar al cliente el proyecto cerrado con todo atado y bien atado y que cierre la fases de la producción.

Es hora por tanto de darle la última revisión. El cliente pedirá cambios y querrá verlo decenas de veces antes de que lo vea su audiencia. Es una etapa del proceso de lo más incierta, donde los tiempos pueden alargarse. Como es lógico, nuestro cliente busca un retorno de su inversión y nuestro trabajo es entregar un proyecto perfecto, sin flecos sueltos.

Cierre de Fases de la producción

Conviene destacar que es muy recomendable, mostrar el resultado de nuestro trabajo a personas ajenas al proyecto, para que aporten su punto de vista externo. Suena a tópico pero no por ello menos importante, cuando se pasan tantas horas trabajando en algo se corre el riesgo de perder la perspectiva de las cosas.