Cosas que las productoras de publicidad pueden hacer por tu empresa

Hoy por hoy en las empresas es bastante común tener un apartado específico del presupuesto global de marketing dedicado a productoras de publicidad.

Desde que se abandonó el monopolio televisivo y se democratizó el sector con nuevos canales de comunicación digitales, el entorno se ha transformado en un escenario mucho más complejo, repleto de nuevos formatos publicitarios  e infinitamente más interesante, aunque sin
duda mucho más competitivo. Sí, ahora cabemos todos, pero es mucho más difícil destacar.

La estrategia de lanzamiento más habitual es mezclar el medio televisivo con el medio digital.

Los anunciantes distribuyen habitualmente sus presupuestos de producción publicitaria entre televisión e internet.
Según la estrategia del anunciante, es común lanzar una campaña de publicidad en ambos canales y tras un tiempo de emisión se suprime la emisión televisiva y se mantiene sólo en el medio digital. De este modo se optimizan los costes.

Por tanto, sea como fuere, la apuesta por medios online es muy fuerte y siempre está justificada. Aunque por supuesto no nos engañemos, en España debido a su demografía al igual que otros países de nuestro entorno, la televisión sigue siendo la reina de todos los medios.

Las productoras de publicidad son los socios necesarios a quienes debes confiar el éxito de tu proyecto audiovisual.

A la hora de lanzarse a por un proyecto audiovisual se deben tener en cuenta muchos factores que en muchos casos trascienden los conocimientos de la persona que coordinan el área de marketing.

Si hay un sector donde debes confiar en tu proveedor, es el sector audiovisual. A la de desarrollar una idea vendedora ellos estarán allí aportando sus conocimientos y profesionalidad y sus ideas pueden marcar la diferencia entre un contenido que sea recordado por los consumidores de otro que pase completamente desapercibido.

Tiempo de dedicación.

Tu productora de publicidad se encargará de dedicar todo el tiempo necesario a tu proyecto hasta que quede perfecto. Y cuando lo esté volverán a darle otra vuelta. Se trata de perfilarlo y definirlo hasta la extenuación. Un proyecto debe acabar siendo redondo por lo que conviene no escatimar en dedicación.

El trabajo duro va asociado a la producción audiovisual. Parece una frase hecha pero verdaderamente hay que ser extremadamente cuidadoso. Deben tenerse en cuenta cientos de factores que podrían arruinar un proyecto.

El guión. La Paciencia es una virtud.

Es la columna vertebral de todo proyecto audiovisual, debe por tanto ser perfecto y estar milimétricamente cerrado. Debe tener sentido, y conseguir trasmitir lo que se pretende. Se debe dedicar todo el tiempo que sea preciso en su desarrollo de lo contrario el proyecto puede tener lagunas y no estar alineado con el objetivo de la campaña.

La dirección en las productoras de publicidad.

Debe trabajar mano a mano con el guión y con la producción. El director es el encargado de diseñar cada plano y cada segundo de metraje. Es el responsable directo del aspecto creativo y suyo es el reto de lograr que el mensaje del anunciante quede impreso en la mente del consumidor. La ejecución debe ser perfecta.

Producción.

El productor debe tener siempre el objetivo en el horizonte trabajando con todos los actores que conforman el plan, sin dejar nada a la improvisación. Mano a mano con la dirección, tiene que tener presente cada uno de los aspectos que conforman el proyecto. Presupuestos, financiación, búsqueda de socios estratégicos, actores, figuración, creatividad, ajustes y un largo etcétera…
Se trata de dirigir una enorme orquesta en la que todo quede milimétricamente afinado.